La Evaluación Interactiva Mediada: Un Camino Hacia la Modificabilidad de la Inteligencia en el Ser Humano / por Sonia Fuentes Muñoz / Magister en Educación Especial,P.U.C / Trainer en PEI-EDPA-HWCRI, Israel / Directora CEAME

La trascendencia del trabajo de un Ser Humano con otro, especialmente en las áreas de la salud mental, supera el sólo intentar mejorar o ayudar alguna deficiencia en alguna área específica del desarrollo. Dada la naturaleza propia del Hombre, la complejidad de su funcionamiento global y la integración permanente de una área en otra, nos lleva a reflexionar sobre la inmensa responsabilidad de diagnosticar un estado de desarrollo en un momento determinado.

¿Cómo podemos estar lo mas seguros posible de observar, recoger, interpretar y analizar objetivamente lo que vemos o creemos ver en un sujeto?

¿Cómo puede verse afectado y determinado el futuro de un niño, a partir de un diagnóstico realizado en una etapa de su vida?

¿Qué incidencia puede tener el estado de ánimo, la motivación, el interés, el ambiente físico y emocional establecido entre dos personas, en la cual una observa a la otra y ésta sabe que está siendo observada?

Todos manifestamos conocer que estos factores inciden, pero, ¿Cómo podemos dimensionarlos realmente al momento de decidir una apreciación frente a un niño determinado, con una historia personal - cultural específica, con sentimientos, dudas, temores concretos, en fin con una identidad singular que lo distingue de otro, si al analizar los resultados frente a un instrumento, éste no considera estos antecedentes?

Este cuestionamiento ha derivado hacia la búsqueda, en los últimos 10 años, de métodos alternativos interactivos - dinámicos, en la evaluación del funcionamiento intelectual, lo que ha permitido desarrollar algunos intentos por modificar los procedimientos tradicionales y por sugerir nuevos enfoques de evaluación.

Tanto los educadores, como profesionales afines, necesitan conocer no sólo el desempeño actual de un sujeto, sino que también la naturaleza de los procesos de aprendizaje, las funciones deficientes específicas que dificultan éste y las estrategias de intervención que pudieran facilitarlo. Esto es lo que posibilita detectar la Evaluación Dinámica del Potencial de Aprendizaje, EDPA. Explicaremos esto a continuación.

La Evaluación Interactiva Mediada, se lleva a cabo presentando cuatro características importantes.

1) Las tareas cognitivas organizadas en un instrumento de evaluación, están dirigidas hacia procesos mentales superiores no interesándole el dominio de contenidos familiares o temáticos,

2) La situación de evaluación prioriza una interacción permanente entre evaluado y evaluador y con este fin éste último utiliza los criterios de mediación propios de la Experiencia de Aprendizaje Mediado y emplea la instancia de Pre-test, Mediación y Post test, en el mismo tiempo de aplicación del instrumento,

3) La evaluación se focaliza hacia los procesos de pensamiento que subyacen a una tarea cognitiva y no hacia el producto o resultado entregado por el niño y

4) En la interpretación de los resultados obtenidos, éstos se analizan a la luz de los cambios cualitativos que el sujeto evidencia en la etapa de post-test, como muestra importante de las habilidades que ese niño podría ser capaz de modificar y adquirir si el evaluador interviene llevándolo hacia el descubrimiento de estrategias que al aplicarlas y transferirlas a situaciones parecidas pero nuevas, le ayudan a obtener logros y éxito en su desempeño.

La evaluación Interactiva mediada operacionaliza así, aquéllas variables que permiten paulatinamente ir conformando un perfil de desarrollo de "ese sujeto" que está siendo evaluado: ¿Cómo se desenvuelve espontáneamente al realizar una tarea cognitiva?, ¿qué funciones cognitivas evidencia utilizar adecuadamente?, ¿qué funciones cognitivas aparecen ineficientemente aplicadas o sencillamente no desarrolladas aún?, (situación de pre-test) ¿qué tipo de intervención por parte del mediador requiere "ese niño" para superarse o minimizar sus dificultades? (situación de mediación: ¿basta con la focalización de atención, apoyo motor, o explicación verbalizada, o necesita todas esas ayudas juntas?), ¿Cómo transfiere las estrategias mediadas por el evaluador hacia nuevas situaciones parecidas a las previamente enfrentadas?, ¿Que tan perdurable son los cambios cualitativos que ha evidenciado? (situación de post-test).

Las características anteriores, son las que posibilitan determinar las diferencias individuales en el desempeño de los sujetos frente a una misma tarea cognitiva (instrumentos de evaluación). Así, la valoración de la información obtenida, es con relación al desempeño de un sujeto con respecto a los cambios en sí mismo y no con respecto a una norma dada (estandarizada). Este análisis posibilita entonces, entregar sugerencias educativas o de apoyo remedial más precisas respecto a factores personales a considerar y al modo de lograr cambios cualitativos más eficientes y gratificantes para él.

Los procedimientos de evaluación dinámico - interactivos han "refrescado" la visión de la evaluación, con la concepción de potencial de aprendizaje y han sugerido también nuevas hipótesis de trabajo y directrices para muchos profesionales. Estos procedimientos sirven como una muestra de la intervención necesaria que requiere un sujeto y las recomendaciones basadas en ellos, pueden tener más sentido para los educadores puesto que sugieren pautas prácticas y una conceptualización integral de los procesos de evaluación e intervención.

Una característica importante de la evaluación interactiva es entonces, la identificación de los obstáculos específicos que pudieran impedir el desempeño cognitivo y la especificación de aquéllas condiciones que facilitan el desarrollo intelectual.

Las características más relevantes y comunes de los diversos enfoques de evaluación interactiva son: a)la naturaleza de la interacción entre examinador y examinado durante el proceso de evaluación, y b) la confianza en la plasticidad y modificabilidad de los procesos del pensamiento en los seres humanos.

Ahora concretamente, el modelo propuesto por Feuerstein, la Evaluación Dinámica del Potencial de Aprendizaje, está sustentado en la teoría de la modificabilidad cognitiva estructural (MCE) y en la experiencia de aprendizaje mediado (EAM). Estos dos aspectos constituyen el núcleo del enfoque defendido por Feuerstein con respecto a la evaluación dinámica.

La teoría de la MCE se basa en la creencia de que los seres humanos poseen la capacidad única de modificar sus funciones cognitivas y adaptarse a las diferentes exigencias de las situaciones de la vida. Esta premisa básica traslada la responsabilidad de la modificabilidad de un individuo desde la persona evaluada o tratada, hacia el examinador o evaluador.

La modificabilidad cognitiva se considera posible sin tomar en cuenta tres condiciones que a menudo se constituyen en barrera frente al cambio: etiología, edad y gravedad de la condición.

Feuerstein ha descrito tres condiciones que definen la modificabilidad estructural: permanencia, permeabilidad y estabilidad:

La permanencia se refiere a la persistencia de los cambios cognitivos a lo largo del tiempo, es decir la durabilidad. La permeabilidad se relaciona con un proceso de difusión según el cual los cambios modificados afectan el todo. La estabilidad refleja la naturaleza autónoma, autoperpetuable, y autorregulable de la modificabilidad cognitiva. Las suposiciones básicas de la teoría de MCE plantean que, a) los seres humanos son sistemas abiertos susceptibles a cambios cognitivos que afectan su funcionamiento, y b) la modificabilidad cognitiva se explica mejor por medio de la teoría EAM.

La Experiencia de Aprendizaje Mediado (EAM), se refiere a un proceso interaccional en el cual los adultos, generalmente padres o educadores, se interponen entre el niño y el mundo, seleccionan y modifican una serie de estímulos al influir en su frecuencia, orden, intensidad y contexto.

Estos adultos - mediadores -, despiertan en el sujeto un estado de alerta, curiosidad y sensibilidad ante los estímulos y crean con y para los sujetos mediados, relaciones temporales, espaciales y de causa - efecto entre los estímulos.

Feuerstein, señala 12 características para la EAM, sin embargo, las tres primeras se consideran absolutamente necesarias y suficientes para que cualquier interacción sea clasificada como interacción mediada. Estas son: intencionalidad y reciprocidad, trascendencia y significado.

Mediación de la intencionalidad y Reciprocidad:

El primer criterio se refiere a los esfuerzos intencionales del mediador por producir en el sujeto un estado de alerta con el fin de ayudarlo a registrar cierta información y a explicitar a éste lo que lo mueve a trabajar ese aspecto. La intencionalidad puede observarse a una edad muy temprana en las intervenciones madre-hijo y está marcada por muchos signos de reciprocidad. La reciprocidad es un aspecto conceptualizado como esencial para el desarrollo de sentimientos de competencia y de auto-determinación. Las interaccionesmarcadas con intencionalidad recíproca le ayudan al niño a darse cuenta de que sus acciones influyen en el comportamiento de otras personas y fomentan sus creencia de que ellos pueden ser agentes de cambio.

Mediación de Trascendencia:

Este criterio se refiere tanto al carácter como a la meta de las interacciones de la EAM. El objetivo de la EAM es trascender las necesidades inmediatas que pueden no tener nada que ver con las actividades originales, proyectándose hacia el futuro a través de generalizaciones y principios aplicados también a diversas instancias de la vida. La mediación de trascendencia puede darse, por ejemplo, cuando un mediador utiliza actividades tales como planificar un viaje, o realizar juegos para desarrollar el pensamiento básico y las estrategias de solución de problemas tales como la planificación o el comportamiento acumulativo. Aún cuando la trascendencia depende en gran medida de la intencionalidad, su combinación constituye un medio poderoso para ampliar el sistema de necesidades del niño.

Mediación del Significado:

La intervención del significado se considera desde hace largo tiempo como un poderoso determinante en los procesos de aprendizaje efectivos. Se refiere a aquéllas interacciones en las cuales los estímulos presentados plantean una significación afectiva, motivaciónal y orientada hacia ciertos valores. El mediador no muestra una actitud neutral hacia los estímulos, sino que más bien les confiere importancia y entusiasmo. Esto último en forma verbal o no verbal. La intervención no verbal puede expresarse mediante la entonación de la voz, gestos corporales o faciales y repetición de actividades o rituales. La intervención verbal puede expresarse al relacionar un acontecimiento del momento, una actividad o un contexto aprendido con experiencias del pasado o simplemente al enfatizar su importancia y valor. Se supone que un niño que ha experimentado la intervención del significado iniciará la atribución de significado a la información que continúe adquiriendo en vez de esperar pasivamente a que el significado le sea manifestado.

Una adecuada EAM entre un niño y sus padres, permite la adquisición de funciones cognitivas, de operaciones mentales, de un sistema de aprendizaje que le posibilita, posteriormente, beneficiarse de las experiencias de aprendizaje y ser cognitivamente modificable a través de las oportunidades para ello. En otras palabras los niños internalizan los mecanismos de aprendizaje adquiridos en los procesos de mediación y los usan independientemente en el futuro (Rol de Automediador).

Sobre la base de la teoría de Modificabilidad Cognitiva y la Experiencia de Aprendizaje Mediado, Feuerstein y su equipo han diseñado su interacción dinámica y construido una batería de tests incorporados como Evaluación Dinámica del Potencial de Aprendizaje.

Las metas de la evaluación dinámica, de acuerdo al modelo de la EDPA, no están restringidas a componentes periféricos, episódicos o fragmentados del funcionamiento del individuo, sino preferentemente están referidos a la modificabilidad de naturaleza estructural que puede ser producida dentro de procedimientos de evaluación dinámica y no solamente descubiertos o estimulados cuando ellos se encuentren dentro de la "zona de desarrollo próximo" (Vygostky, 1978). Los cambios estructurales son entonces, interpretados como una muestra de los cambios que un individuo evaluado puede alcanzar o llegar a obtener en el futuro, si una adecuada mediación le ayudará a estabilizar y consolidar su aprendizaje.

La modificabilidad entonces, que se alcanza mediante la Evaluación Interactiva Mediada, puede ser interpretada en relación a tres dimensiones.

  • - el dominio en el cual se produce el cambio
  • - la calidad del cambio alcanzado y
  • - la cantidad de cambio y la naturaleza de la mediación que se ha necesitado para producir la modificación estructural.

Es posible por esto, especificar los cambios en las siguientes áreas: a) funciones cognitivas deficientes, b) áreas y operaciones de contenidos específicos, c) componentes no intelectuales (ej. motivación, sentimientos de competencia), d) graduación de la eficiencia a través de las funciones evaluadas.

Es importante mencionar también, que este enfoque de evaluación dinámica, ha estado sometido a muchas experiencias de investigación en diferentes partes del mundo, especialmente durante la última década y se ha estudiado su aplicabilidad en diferentes estratos, edades y grupos, tanto con preescolares, escolares, jóvenes, y adultos para lo cual se cuenta con una batería de alrededor de 14 instrumentos con este enfoque. Dada la naturaleza del enfoque teórico de Feuerstein, la EDPA puede ser aplicada tanto como una técnica a nivel preventiva, como remedial - clínica, con grupos de niños, adolescentes y adultos, con diversos niveles de funcionamiento y diferentes condiciones etiológicas y pudiendo utilizarse además, tanto en forma individual como grupal.

En la Evaluación Interactiva Mediada (EIM), en el área preescolar, se destacan el Dr. David Tzuriel y Pinina Klein, ambos de la Universidad de Bar-llan en Jerusalem, quienes han elaborado sus propios tests para ser aplicados mediante mediación con niños preescolares entre 4 a 6 años. La batería Preescolar incluye los test FTCM (Frame Test Cognitive Modifiability), CATM (Children's Analogical Thinking Modifiability Test), CITM (Children's Inferential Thinking Modifiability Test ).

Dada las características y la importancia que esta modalidad de evaluación tiene para el conocimiento de muchas personas que viven problemáticas escolares, familiares y sociales a raíz de sus dificultades para optimizar su desempeño cognitivo, es importante destacar, que la aplicación de estos test y de la batería en general de Evaluación Dinámica, requiere de profesionales preparados especialmente para ello, sustentados en el marco teórico de la modicabilidad cognitiva estructural y la experiencia de aprendizaje mediado. La especialización de la EDPA se realiza hasta ahora, exclusivamente en Israel.

Sin embargo, en Chile ya se cuenta con personas preparadas en esta línea y que se han especializado junto al Dr. Feuerstein y su equipo, en el International Center for Enhancement of Learning Potential (ICLP) en Jerusalem.

Bibliografía Reuven (1980) Learning Potential Assesment Device, Glenview, Illinois Scott. Foresman and Company. Feuerstein R, Rand Y y Rynders J. (1988) Don't Accept me as I am. Helping "Retarted" People to Excel. Plenum Press, New York. Hamers J. H. M., Sijtsma K y Ruijssenaars A.J.J.M. (1993), "Learning Potential Assesment: Theoretical, Methodological and Practical issues". Swets and Zeitlinger B. V. Amsterdam /Lisse. Haywood H. K. y Tzuriel D. Editores. (1992), "Interactiva Assessment". Springer - Verlag New York Inc.