Niños con Dificultades Generales del Aprendizaje / Extracto Tesis Diciembre 2002 por Carolina Ugarte Tupper Especialista en Dificultades de aprendizaje Pontificia Universidad Católica de Chile / Educadora Diferencial clínica Ceril

1. ¿Qué son las dificultades de aprendizaje ?
Son las dificultades que interfieren con la capacidad para lograr el aprendizaje, que pueden deberse a factores contextuales como la situación familiar, el ámbito escolar, afectivo y social, así como a alteraciones del desarrollo neurológico.


Las dificultades de aprendizaje pueden dividirse en Problemas Generales para Aprender y en Trastornos Específicos del Aprendizaje (TEA).


Según Luis Bravo V.(1998), los Trastornos específicos implican "dificultades para seguir un ritmo escolar normal, en niños que no presentan retardo mental, ni dificultades sensoriales o motoras graves, ni deprivación sociocultural, ni trastornos específicos graves", estos trastornos provienen de alteraciones a nivel neurológico afectando áreas delimitadas del aprendizaje en forma repetitiva y no son solucionadas con el sistema corriente de enseñanza. Un niño con TEA aprende en cantidad inferior a la esperada para su edad mental y sus capacidades reales.


Los Problemas Generales de Aprendizaje "pueden manifestarse de diferentes maneras y afectan el rendimiento global del niño; se manifiestan en lentitud y desinterés para el aprendizaje pudiendo a veces aparecer retardo mental leve"(op.cit), es todo el proceso de aprendizaje el que se ve afectado y no alguna materia en forma específica. Un niño con problemas generales, presenta además una alteración en la atención en la escuela así como y dificultades de concentración.


Los problemas generales de aprendizaje están influidos de manera importante por la escuela, sus modelos curriculares y su nivel de exigencias, considerándose poco el nivel maduracional de los alumnos. Frente a esto, niños con menos estimulación y una maduración más tardía pueden presentar problemas para aprender.


" Un porcentaje de niños con problemas generales de aprendizaje se caracteriza por presentar un conglomerado de dificultades leves, inteligencia limítrofe, retardo del lenguaje, retardo perceptivo y retardo psicomotor. Predominan en los grupos socioculturales deprimidos y tienen alta incidencia de fracasos escolares en los primeros años básicos. Son considerados escolares de aprendizaje lento o limítrofes y muchas veces repiten cursos de manera reiterada, debido a que su velocidad de aprendizaje los ubica permanentemente en retardo frente a sus compañeros." (op.cit)

2. ¿Qué nivel de pensamiento se espera para un niño de 9 años?
Un niño de 9 años , de acuerdo a los estudios realizados por Jean Piaget, debería ubicarse en el período de la Operaciones Concretas ( 7 -11 años) donde el niño realiza diferentes operaciones mentales a nivel de lo tangible, observable y percibible.
Para describir el pensamiento de un niño de esta etapa se tomarán en cuenta las nociones de identidad, reversibilidad, transitividad así como la descentración de su pensamiento, las cuales se definen a continuación.


Identidad: capacidad para comparar igual número de objetos sin dejarse llevar por lo perceptivo sino comparando y contando.


Reversibilidad: capacidad para imaginar en forma coordinada el conjunto de acciones realizadas y su regreso al punto de partida.


Transitividad: método lógico que permite construir una seriación completa. (A > B > C Ò A > C)


Descentración del Pensamiento: capacidad para ver la diferencia entre el todo y las partes, coordinación en las acciones y trasformaciones y no solo en los resultados finales.

De un niño operacional concreto se espera que en la noción de identidad establezca correspondencia uno a uno a nivel concreto comparando y contando elementos, el niño debería haber incorporado el concepto de equivalencia y conservación de la cantidad de elementos de una colección independiente de la apariencia espacial que presente el conjunto. En la noción de reversibilidad se espera que el niño logre realizar la inversión física para regresar el conjunto o elemento al punto de partida en forma mental. En este período el niño debiera presentar la noción de transitividad en términos de tener incorporado un método lógico que le permita construir una seriación completa, así mismo puede coordinar en forma mental dos relaciones en una serie visible, logrando con relativo éxito incluir elementos en una serie. Por último el niño operacional concreto debería poder contemplar dos dimensiones de una operación al mismo tiempo, logrando por esto clasificar u ordenar elementos a partir de representaciones gráficas, vale decir logra un pensamiento descentrado donde considera la relación del todo y las partes a partir de elementos concretos y deja de centrarse solo en el todo o las partes.
El desarrollo del pensamiento en un niño es un proceso continuo y no se puede hablar de un momento específico en que un niño cambia de una etapa a otra en este aspecto, por lo que se plantean períodos que abarcan un rango de edad, en este caso entre los 7 y los 11 años por lo que es necesario apoyar y trabajar las habilidades y nociones que los niños presentan, sin esperar por esto una respuesta homogénea en todos los casos. Pero si es necesario conocer lo que se espera de un niño a la edad en que está, para determinar cómo se encuentra él dentro del grupo etario al que pertenece y hacia dónde debemos apuntar en nuestro trabajo, es decir orientar metas a alcanzar con el niño.


3. ¿Porqué es importante un adecuado logro de las habilidades lingüísticas en el aprendizaje escolar?

Para que el niño alcance un adecuado aprendizaje escolar, es indispensable que haya logrado un nivel satisfactorio de comprensión y expresión del lenguaje tanto a nivel oral como escrito, esto debido a que la modalidad de aprendizaje escolar se basa principalmente en material escrito y trasmisión de conocimientos en forma oral, frente a lo cual los alumnos deben estar preparados para comprender, expresar y construir los conocimientos que se van dando en su historia escolar.


Es por esto, que se debe favorecer un conocimiento del lenguaje, una adecuada forma de acceder a la lectura y una correcta producción del mensaje escrito.


El conocimiento del lenguaje o metalingüística es la toma de conciencia y reflexión sobre las características del lenguaje, oral y escrito. Esta conciencia abarca tres aspectos esenciales, estos son la conciencia fonológica, sintáctica y semántica, y dentro de esta última la conciencia pragmática, conceptos que se definirán a continuación, de acuerdo a los planteado por diferentes autores.


Por Conciencia Fonológica se entiende, la reflexión dirigida a comprender que un sonido o fonema está representado por un grafema o signo gráfico que, a su vez, si se lo combina con otros forman unidades sonoras y escritas que permiten construir una palabra que tiene un determinado significado otorgado arbitrariamente por el hombre. La comprensión de esta idea lleva a entender que si el niño no presentan una adecuada relación entre sonido y la representación escrita de una unidad léxica (letra), no podrá decodificar correctamente la palabra, lo que obviamente modificará su significado. Por otra parte, si el niño no tiene claridad sobre esta relación fonema - grafema, presentará errores que, pese a ser corregidos sobre la marcha de la lectura, harán de esta algo lento, complicado y cansador que terminará influyendo en la comprensión. Así mismo, si el niño no enfrenta la palabra como una unidad, presentará dificultades para comprender una oración ya que no tendrá claridad de donde termina o comienza cada palabra, lo que afectará la comprensión global del texto. Por último, si el niño no logra segmentar las palabras en forma silábica, presentará una lectura desorganizada que no corresponderá a la forma en que se utiliza la palabra en su lenguaje hablado; así, si el niño en su lenguaje utiliza la palabra "fue" y al leerla la segmenta en forma errónea como "fu-e" no reconocerá ese tiempo verbal de inmediato y deberá releer la palabra, lo que en definitiva retardará su lectura y perjudicará la comprensión.


Por Conciencia Sintáctica se entiende la capacidad del niño para reflexionar y tener claridad sobre la estructura gramatical o el orden que tienen las palabras en su lengua, para conformar un mensaje coherente. Es así como, si el niño no maneja en su lenguaje oral esta conciencia, le será difícil comprender textos y expresar mensajes en forma escrita de manera que sean interpretados en forma correcta por un receptor.


Por Conciencia Semántica se entiende la capacidad para otorgar un significado a un significante (palabra) que ha sido establecido arbitrariamente para denominar un elemento o concepto. Por esto es muy importante que el niño tenga variadas experiencias con el mundo que lo rodea y que cuente con la mediación de un adulto que le dé una expresión léxica a los elementos de su medio. De esta manera, el niño logrará comprender las palabras que conforman los textos escritos, para así lograr una adecuada comprensión lectora que le permita estructurar mensajes que pueden ser comprendidos, así como establecer relaciones y reflexiones a partir del lenguaje oral y escrito. Dentro de la conciencia semántica es importante mencionar la Conciencia Pragmática, que se refiere a la reflexión de los niños sobre su capacidad para usar el lenguaje en forma efectiva y regular su medio a través de esta, mientras más aumente la capacidad de los niños para usar el lenguaje con el fin de modificar su ambiente, la complejidad lingüística de ellos será mayor.


En relación a la forma en que los niños acceden a la lectura, así como la manera como componen sus mensajes escritos. Eugenia Orellana, (1994), plantea que hay dos vías de acceso a la lectura, entendiendo que aprender a leer es crear un medio para acceder a lo que se denomina "léxico interno" a través de su representación gráfica. Por léxico interno se entiende una estructura interna e hipotética, donde la persona acumula sus conocimientos de la escritura considerandolos aspectos sintácticos, semánticos y pragmáticos.


Las dos formas de acceso mencionadas son la vía directa e indirecta, donde la primera es " el proceso de acceso al significado a partir de los objetos o el dibujo de ellos, las asociaciones espontáneas, o el lenguaje oral" y la segunda vía "consiste en el proceso de transformación de los grafemas en sus correspondientes fonemas para llegar a la significación".(op cit)


Teniendo en cuenta que en la lengua española todas las palabras están compuestas por diferentes grafemas combinados, se hace necesario acceder a un número importante de estas por la vía directa, lo que necesariamente se logra por medio de la ejercitación de la lectura, así mismo la autora citada habla de la habilidad para leer en forma global la combinación de una consonante y una vocal, lo que incrementa la capacidad para acceder de manera rápida y efectiva a las palabras que se enfrentan al leer, debiéndose recurrir a la vía indirecta en los casos de palabras que son desconocidas para el lector. En consecuencia, se considera un lector eficiente y competente a aquél que logra combinar la vía directa e indirecta para así tener una lectura ágil que le permita acceder al significado de palabras ya conocidas y comprender, por medio de la decodificación, aquellas palabras que no son identificadas por la vía directa.


En la escritura, el sujeto se ve en la necesidad de componer un mensaje que pueda ser comprendido por los demás, es por esto que se deben considerar dos aspectos, la Superestructura y la Macroestructura. Entendiéndose por Superestructura el esqueleto o andamiaje de los textos sobre los cuales se estructuran los mensajes o contenidos, los que deben tener coherencia y cohesión para que sean fáciles de comprender. Finalmente, por Macroestructura se entiende la lógica interna del texto y su significado, donde debe haber una coherencia global para que así el mensaje pueda ser comprendido por el lector.

4. ¿Cómo se relacionan el pensamiento y las habilidades lingüísticas?
Ciertamente, el pensamiento lógico está íntimamente ligado al desarrollo de las habilidades lingüísticas, cuando se habla de pensamiento lógico se deben considerar las nociones de transitividad, identidad y reversibilidad así como a la descentración del pensamiento del niño. Si esto se relaciona con las habilidades lingüísticas, se encuentra una interrelación de conceptos que ciertamente se desarrolla como una unidad a nivel del funcionamiento cognitivo.


Un pensamiento descentrado implica en el lenguaje, una conciencia de que es un todo organizado formado por elementos, considerando la conciencia de que un conjunto de letras constituye una palabra con significado y estas forman un texto con un mensaje. Así mismo la reflexión acerca del proceso que implica la creación del mensaje, desde captar que un texto escrito ha sido pensado por alguien, escrito y luego accesible a la lectura, hasta permitir al niño entender que él puede ser sujeto de ese proceso.


La noción de reversibilidad implica la conciencia de que un texto escrito puede ser leído y viceversa, contemplando las unidades que lo conforman. A sí mismo la noción de identidad lleva a comprender que cada grafema tiene un sonido determinado, así como que cada palabra tiene un significado o concepto.


Por último la noción de transitividad permite comprender las categorías verbales del lenguaje donde un concepto es parte de otro superior y por lo tanto los elementos de dicho concepto serán a su vez parte de la categoría mayor.

5. ¿ Qué influencia tienen los problemas atencionales en los procesos de aprendizaje escolar?
Las dificultades a nivel de la atención en la infancia se caracterizan por un ritmo más lento de trabajo dentro de un grupo curso, dificultades para seguir instrucciones generales del profesor, estar distraído o "ausente" en clases, bajo rendimiento escolar, no terminar una tarea y cambiar frecuentemente de actividad. Estas características influyen en un correcto aprendizaje, ya que el niño no logra realizar un adecuado proceso de Imput, esto es recoger la información que se le entrega para así poder procesarla y dar una respuesta adecuada. Feuerstein habla de un proceso mental donde el niño debe pasar por un Imput, una elaboración y un output, vale decir recibir la información, procesarla y dar una respuesta. Si el niño tiene intervenido los mecanismos de conexión con el medio, que le permiten recibir una información, no elaborará adecuadamente ni dará una respuesta apropiada. Por otra parte, si el niño recibe bien la información pero presenta problemas para elaborarla porque se distrae y desvía su atención a otra cosa, no logrará completar la elaboración y por lo tanto no dará una respuesta satisfactoria. Por ultimo, si el niño recibe bien la información, la elabora en forma adecuada, pero no consigue dar una respuesta ya sea por una distracción o por fatigabilidad, su rendimiento será insuficiente.