¿Por qué entrenar la Toma de Decisiones en el TDAH?

- ¿Qué mecanismos cerebrales son los que fallan en el TDAH?

La respuesta a esta pregunta es: el área frontal del cerebro. Es en esta zona donde se localizan las funciones superiores del ser humano. Aquellas funciones que regulan las conductas más complejas: planificación, organización, secuenciación, relaciones causales, el razonamiento, el pensamiento deductivo, la toma de decisiones, etc, es decir, aquellas funciones superiores y ejecutivas.

La configuración de las funciones del cerebro está determinada por su localización. Las conductas reflejas, e instintivas se localizan en la parte inferior, en el Cerebro Instintivo, aquel que regula las conductas de supervivencia. El Cerebro Emocional es el cerebro que se dedica a procesar las emociones: la ira, la rabia, la alegría, el deseo, etc. Se activa en situaciones de placer, alegría, tristeza, pena, etc. La regulación de estas emociones estaría a cargo de la tercera entidad de la que se compone el cerebro:

El Cerebro ejecutivo

Es el más desarrollado y complejo. Es el cerebro que estamos midiendo cuando hacemos las pruebas de capacidad intelectual. Lo que hacemos es medir las consecuencias (anticipar las consecuencias de mis actos o de mis pensamientos y las respuestas de los demás), la capacidad para concentrarnos y focalizar la atención (y nos permite establecer un plan de acción y tomar decisiones), dirigirnos a ese plan de acción con perseverancia y con voluntad, tolerar la frustración, e inhibir tanto la conducta como las emociones y las pulsiones.

Pues bien, todo lo desarrollado anteriormente se resume en que, todo depende del lóbulo frontal y más concretamente de la zona prefrontal, centro neurálgico del comportamiento dirigido. Pero haciendo referencia a la inteligencia ejecutiva, se puede decir, que es quién recibe las propuestas, las ocurrencias, las presiones, la inteligencia generadora, seleccionándolas y comparándolas según en el momento donde se encuentren.

- ¿En qué afecta dicha alteración cerebral en el afectado por el TDAH a la hora de tomar decisiones?

El doctor Bronowski señaló que la capacidad para inhibir nuestras respuestas inmediatas y esperar durante un tiempo nos permite:

Evaluar los acontecimientos separando nuestros sentimientos de la información: las personas con TDAH no ejercitan tan bien su habilidad para separar las emociones de la información, con lo cual no pueden guiar adecuadamente su comportamiento porque responden demasiado rápidamente. Como no controlan sus impulsos, no dejan tiempo suficiente para poder separar los hechos de los sentimientos personales.

Crear una conciencia del pasado y de futuro: una persona con TDAH responde demasiado rápido como para poder tener en cuenta sus experiencias pasadas y considerar qué pueden enseñarles los acontecimientos presentes. Lo que se denomina miopía temporal.

Hablarnos a nosotros mismos y usar el lenguaje para controlar nuestra propia conducta: el tercer aspecto producto de la capacidad de inhibir, retrasar nuestras respuestas y por ende, capacitarnos para tomar decisiones responsables y maduras, es la posibilidad de disponer de tiempo para hablarnos a nosotros mismos, lo que se denomina habla internalizada. Las personas afectadas por el TDAH tiene dificultad para contener e inhibir sus respuestas a los sucesos del ambiente que les rodean y por tanto, son menos expertas y eficaces para comunicar reglas o instrucciones, para controlarse así mismas durante el uso de tales reglas e instrucciones y para encontrar soluciones a los problemas que se presentan.

Desglosar la información o los mensajes que nos llegan en partes y combinar esas partes en nuevos mensajes o respuestas (análisis y síntesis): la cuarta habilidad mental importante que el doctor Bronowski atribuye a nuestra capacidad para inhibir la conducta y esperar antes de responder, está relacionada con el uso del habla interna y tiene dos partes:

o La habilidad para desglosar la información o los mensajes que recibimos en partes o unidades más pequeñas (análisis).

o La habilidad para recombinar esas partes en nuevos mensajes o instrucciones (síntesis).


Como los afectados por el TDAH tienen una disfunción en estos procesos, podemos ver como los resultados en experimentos en psicología sugieren que los niños con TDAH no son tan buenos como otros niños cuando se les pide que digan todas las soluciones que se les ocurran a un problema, durante un periodo corto de tiempo.

- La Motivación Interna: los niños con TDAH tienen muchos problemas con la persistencia, o lo que se llama corta duración de la atención. Realmente el problema no es la atención, sino la automotivación. No pueden crear una motivación privada, interna o intrínseca tan bien como los demás y no pueden mantenerse en actividades, planes o metas tan bien como los otros cuando el incentivo es pequeño o es la motivación lo que mantiene la conducta.

- Conclusión.

El TDAH es un problema en la habilidad para inhibir las respuestas, entonces, de acuerdo con la teoría de Bronwoski, podríamos suponer que cualquier persona que presente este trastorno tendrá problemas para tomar decisiones puesto que muestra graves dificultades en las cinco habilidades mentales, anteriormente mencionadas, las cuales nos permiten inhibir nuestras respuestas inmediatas y esperar durante un tiempo, necesario para realizar un buen análisis para la toma de decisiones fundamentadas. Esto es debido a que las personas con TDAH tienen afectado la zona prefontral del cerebro, centro neurálgico del comportamiento dirigido, con lo cual, el proceso de toma de decisiones también queda afectado, por tanto, se ve imprescindible el que exista un entrenamiento planificado, sistemático y constante para rehabilitar dicha zona cerebral alterada. Si todos los agentes educativos que rodean a los afectados por el TDAH (familia, maestros, profesores, educadores, etc) fueran metódicos a la hora de entrenar esta habilidad social necesaria, tal capacidad quedaría parcialmente o totalmente reestructurada para la vida adulta, autónoma y responsable.


`Las decisiones rápidas son decisiones inseguras`. Sófocles.

 

Bibliografía:
Barkley, Russell A. (2002). Niños hiperactivos. Cómo comprender y atender sus necesidades especiales. Guía completa del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Paidós.

Gamo, José Ramón. "Medidas de Intervención en el aula y estrategias para padres I". Director técnico de la Fundación Educación Activa, director pedagógico del centro CADE.

 

Original http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/por-que-entrenar-la-toma-de-decisiones-en-el-tdah.html