El Sistema Táctil:

El sistema táctil es uno de los sistemas más antiguos del cerebro. También es uno de los primeros en activarse, incluso cuando aún el cerebro esta en formación en las primeras semanas de vida embrionaria. La piel y el cerebro se forman de la misma capa de células (ectodermo), y es por este origen compartido, que el sistema táctil tiene gran influencia en el cerebro. La piel también es considerado el órgano más extenso del cuerpo humano, con millones de receptores que están permanentemente rastreando lo que sucede en el perímetro y enviando esta información al cerebro para que sea analizada. De este análisis el cerebro toma decisiones: si se reporta frio se busca un suéter, si se reporta calor se alivia la ropa, si se reporta una lesión se protege y se cura, si se reporta una molestia se solventa, etc, etc.

El sistema táctil cumple 3 funciones en el desarrollo de los seres humanos:

1.- Funciones Protectoras y Socio-emocionales: Estas son las primeras funciones del tacto durante los primeros meses de vida: la regulación del humor, establecer vínculos afectivos a través del contacto piel a piel con la madre y los cuidadores, procesar como agradable/desagradable las sensaciones del ambiente sobre su cuerpo, informar a través de señales de alerta sobre lesiones, dolor para la auto-conservación.

2.- Funciones Integrativas con otros Sistemas: El sistema táctil funciona como un sistema base para la maduración y el funcionamiento de otros sistemas, que

generalmente maduran más tarde. Es por esto que si el sistema táctil se muestra inmaduro o con desorganización, otros sistemas también se verán afectados:

tacto-visión, tacto-propiocepcion (suma de las sensaciones provenientes de la piel, las articulaciones y los músculos, también llamado sistema somato-sensorial),

tacto-vestibular (sistemas de equilibrio y movimiento), tacto-olfato, tacto-gusto, tacto-visceral (sensaciones internas como hambre, saciedad, esfínteres, etc.).

3.- Funciones de Discriminación para las Destrezas: Organización eficiente y detallada de las sensaciones táctiles necesarias para el desarrollo de las habilidades en el uso de herramientas e instrumentos de precisión: registro, localización,

discriminación. De estas habilidades depende la manipulación de herramientas escolares, juguetes de mediano y pequeño calibre, el esquema corporal y la coordinación motora global. También afecta la sensorialidad intra-oral que afecta la alimentación y el habla.

Es en el sistema táctil cuando se comienzan a observar indicadores tempranos de disfunción, en el primer año de vida. Los bebes prematuros que estuvieron en Terapia Intensiva Neonatal por periodos prologados, suelen presentar hipersensibilidad táctil. Bebes irritables, con dificultad para dormir, llanto frecuente e intenso, pueden estar presentando indicadores tempranos de desorganización en el Procesamiento Sensorial.

Las dificultades de alimentación a partir de los 8 meses, como la dificultad para hacer la transición de alimentos líquidos, semisólidos a sólidos, el rechazo de la cucharilla y la selectividad en la alimentación, pueden ser también signos de desorganización en este sistema.

Consulte la lista de chequeo de signos de desorden de procesamiento sensorial en el sistema táctil aquí.

Material recopilado por la Asociacion Venezolana Integracion Sensorial

Material consultado:

La Integracion Sensorial y el Nino. Jean Ayres, WPS , 2005.

Sensory Integracion, Answers for Parents, Pediatric Therapy Network, 2004.

Sensory Integracion, Answers for Teachers, Pediatric Therapy Network, 2006.

Articles in English