Fonoaudiología / Ximena Lizana S. / Fonoaudiólogo Universidad de Chile / Ceril 2005

Miguel Higuera C. / Fonoaudiólogo Universidad de Chile / Ceril 2005

Trastornos Fonológicos: Se produce cuando un niño, a pesar de ser capaz de producir sonidos o sílabas en forma aislada, deforma constantemente palabras en el habla espontánea (ej.: petola x pelota; pamola x paloma). Otros errores característicos son la omisión de sílabas (ej.: lota x pelota; oma x palomo) o agregar o cambiar sonidos (ej.: pamoma x paloma; pilolota x pelota).

En general se considera que un niño, a los 4 años debería hablar correctamente, o mantener alguna inconsistencia en la producción del sonido /rr/ o en palabras difíciles (refrigerador; paralelepípedo). Si un niño deforma muchas palabras entre los 3-5 años, es importante que sea evaluado, puesto que estas alteraciones se relacionan con trastornos del aprendizaje lectoescrito, entre otros.

Autismo: Es un disturbio severo de la comunicación y se caracteriza por presentar:

1. Inicio antes de los 30 meses de vida (podrían haber factores que actúan en las etapas tempranas del desarrollo cerebral).

2. Disturbio comunicativo global (comunicación no verbal) Alteración en la etapa de sonidos pre-verbal - ausencia de expresión facial concordante - dificultad en el uso y comprensión de modalidades gestuales de apoyo y reemplazo verbal - mal control del volumen y tono vocal - disprosodia.

Disfasia: Es un trastorno de la adquisición del lenguaje oral, que implica dificultades severas, caracterizadas por:

· Retraso en la aparición de primeras palabras o frases (recién hacia los 3 años).

· Dificultades en la comprensión de lenguaje sin ayuda de gestos o claves sociales. · Lenta evolución de la capacidad de pronunciar, describir y formar frases.

· Desarrollo de un habla agramatical, con dificultad para manejar artículos, preposiciones y tiempos verbales (ej.: ni tene mamá ahí; yo quiere esto, etc.).

· Buen nivel comunicativo gestual (lo que hace creer que no hay gran problema o que el niño no habla de "puro regalón"). Es importante diagnosticar e iniciar tempranamente el tratamiento de esta patología, para disminuir las secuelas a niveles intelectuales y escolares. Por esta razón, se sugiere evaluar a cualquier niño que hacia los 2 años no hable o no diga más de 10 ó 20 palabras regularmente.

· Comunicación verbal: Déficits semántico pragmáticos (dificultades en secuenciación, construcción léxica, aprendizaje de reglas de categorización) o ausencia de lenguaje verbal

. · Dislalias: Es una alteración en la producción de uno o más sonidos, en cualquier posición dentro de la palabra. Se puede deber a:

· El niño no sabe cómo ni dónde colocar los órganos fonoarticulatorios, ni el esfuerzo que debe realizar.

· El niño presenta alguna alteración en sus órganos fonoarticulatorios (por ej. Frenillo sub-lingual corto).

· El niño presenta problemas en la discriminación auditiva.