¿Cómo la dislexia impacta el lenguaje oral?

 

Por Emily Lapkin

Todo el mundo tiene problemas encontrando la palabra correcta de vez en cuando, con la sensación de “tenerla en la punta de la lengua”.  Los problemas frecuentes en la búsqueda de palabras pueden ser un signo de dislexia. La ansiedad puede dificultar que la gente diga la palabra correcta.

Imagínese que está mirando la televisión y de repente reconoce la cara del actor favorito de su amiga. Usted la llama inmediatamente. “Oye, María, prende el televisor es... es... tú sabes, el muchacho... el actor que te encanta... el que trabaja en esa cosa...”.

De repente no encuentra las palabras, incluso, sabiendo quién es el actor. Usted está experimentando un problema temporal que los expertos llaman recuperación de palabra o búsqueda de palabra.

Le pasa a todo el mundo de vez en cuando. Pero con la dislexia sucede muy seguido y con todo tipo de palabras. Un niño con dislexia puede tener problemas para recordar, repetir y emitir diferentes combinaciones de sonidos. La palabra que quiere decir puede estar en “la punta de su lengua”, pero no puede acceder a la combinación exacta de sonidos para pronunciarla.

Su hijo puede decir la palabra equivocada que suena parecida a la palabra correcta (como decir “abeja” en vez de “oveja”). Este es el mismo tipo de laguna mental que puede ocurrir al escribir.

La ansiedad puede empeorar esta situación en los chicos con dislexia. Las dificultades de su hijo para recordar palabras se pueden agravar bajo presión. Los estudiantes con dislexia pueden encontrar la recuperación de palabras menos desafiante si tienen más tiempo para responder y no se los pone en evidencia.

Si su hijo sufre frecuentemente para encontrar la palabra adecuada, le puede usted explicar qué es la recuperación de palabras y porqué le cuesta trabajo. Tener conciencia del problema puede ayudar a calmar a su hijo y facilitar el acceso a las palabras que busca.

EL maestro de su hijo, el especialista en lectura o el terapeuta del habla deben ser capaces de compartir estrategias con usted para minimizar esas experiencias. Si su hijo tiene dislexia y está en un Programa de Educación Individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) en la escuela, él podría tener derecho a tiempo adicional en los exámenes o para completar tareas.

Es importante saber que los problemas persistentes para recordar las palabras no es un problema único de la dislexia. Esas dificultades para recordar palabras pueden ocurrir también en gente que tuvo un derrame cerebro vascular o una lesión en el cerebro. Los chicos con TDAH, los que tartamudean y otros con dificultades específicas de lenguaje pueden también batallar con la búsqueda y la recuperación de palabras.

Cuando busque las mejores maneras para ayudar a su hijo en casa y en la escuela, considere buscar adaptaciones en el salón de clases y, también, hablar sobre los sentimientos de su hijo cuando los esté experimentando.

Puntos clave