Entender las dificultades de su hijo con el lenguaje hablado

 

Si su hijo tiene problemas con el lenguaje hablado, podría ser difícil averiguar las causas. Esto se debe a que hay diferentes clases de dificultades del lenguaje que afectan diferentes habilidades. Tres de ellas afectan directamente cómo los niños usan el lenguaje para expresarse. Éstas son: el trastorno del lenguaje expresivotrastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo y trastorno de comunicación social (pragmática).

Sin embargo, hay otras condiciones que también pueden dificultar la comunicación de los niños. Infórmese sobre qué causa los problemas con el lenguaje hablado y cómo puede ayudar.

Lo que podría estar viendo

Las dificultades con el lenguaje hablado no son lo mismo que las dificultades con el habla. Los niños con trastornos del lenguaje podrían no tener problema pronunciando las palabras, pero podrían batallar para construir oraciones lógicas. Estas son las características más comunes de las dificultades del lenguaje hablado:

  • Tiene un vocabulario limitado comparado con los niños de su edad
  • Substituye de palabras generales como “cosa” o “eso” en lugar de palabras más precisas
  • Tiene problemas para aprender nuevas palabras y ampliar el vocabulario
  • Omite ciertas palabras importantes cuando hablar
  • Repite ciertas frases una y otra vez al hablar
  • Habla poco, aunque entienda lo que dicen las otras personas
  • Utiliza oraciones cortas y simples, o habla usando frases
  • Utiliza una variedad limitada de estructuras gramaticales al hablar
  • Muestra poco interés en las interacciones sociales
  • Se desvía del tema o monopoliza las conversaciones
  • No cambia su lenguaje para adaptarlo a diferentes oyentes o situaciones
  • Tiene problemas para entender información implícita que no se dice directamente
  • No entiende cómo saludar apropiadamente a las personas o lograr su atención
  • No entiende los acertijos ni el sarcasmo

Qué causa dificultades con el lenguaje hablado

Aun cuando hay dos condiciones principales que dificultan que los niños se expresen verbalmente, hay otras dificultades que pueden crear problemas con la conversación. Y los niños pueden manifestar más de una. Estas son las causas más comunes relacionadas con las dificultades del lenguaje hablado:

  • Trastorno del lenguaje expresivo. Esta condición, también conocida como expresiva del desarrollo, dificulta que los niños expresen los pensamientos y los sentimientos con palabras. Los niños que lo manifiestan, usualmente hablan tardíamente y no se “ponen al corriente” por sí mismos. Los niños con el trastorno del lenguaje expresivo por lo general tienen un vocabulario limitado, omiten palabras claves en sus oraciones y mezclan los tiempos de los verbos. También tienen el riesgo de tener otras dificultades de aprendizaje y de atención, incluyendo , y . Puede ser difícil averiguar qué condiciones causan qué síntomas, ya que los síntomas pueden coincidir. El TDAH y el trastorno del procesamiento auditivo, por ejemplo, pueden causar dificultades con el .
  • Trastorno mixto del lenguaje expresivo-receptivo. Los niños con el trastorno mixto del lenguaje expresivo-receptivo pueden mostrar algunos de los síntomas del trastorno del lenguaje expresivo, así como también la dificultad para entender lo que los otros dicen (). Podrían tener problemas para expresar sus pensamientos con palabras. A menudo tienen dificultad para entender instrucciones verbales y oraciones más largas. Además, pueden tener dificultades para entender el vocabulario básico y podrían no comprender las historias que se les leen. También tiene el riesgo de tener dificultades de .
  • , TCS, (SCD, por sus siglas en inglés). Esta es una condición definida recientemente a la que se le ha dado diferentes nombres en el pasado. Los nombres incluyen impedimento del lenguaje pragmático y trastorno semántico pragmático. El TCS dificulta que los niños tengan una conversación apropiada. Puede que interrumpan con frecuencia y hablen demasiado o muy poco. También pueden decir cosas que parecen rudas porque tienen problemas para entender las reglas de interacción social y corren el riesgo de tener TDAH y dificultades para la comprensión de lectura.
  • Trastorno del procesamiento auditivo, TPA, (APD, por sus siglas en inglés).Esta condición afecta principalmente la manera que los niños reciben el lenguaje hablado más que en la manera como lo usan. De cualquier modo, afecta la conversación. Los chicos con TPA tienen problemas para reconocer los diferentes sonidos que forman las palabras. Con frecuencia piden que repitan lo que se dijo. También puede que no hablen con claridad, omitiendo las últimas letras de una palabra y ciertas sílabas. Los niños con este trastorno corren el riesgo de tenerdificultades con la lectura, incluyendo la dislexia.

Cómo obtener respuestas

Conocer porqué su hijo tiene dificultades con el lenguaje hablado es fundamental para encontrar la mejor ayuda. Puede tomar tiempo, pero los siguientes pasos pueden ayudarle a llegar a la raíz de lo que le está pasando.

  • Hable con el maestro de su hijo. Usted sabe lo que ve en la casa, pero el maestro puede decirle cómo las dificultades de su hijo con el lenguaje hablado están afectando su aprendizaje y socialización. Esta información será muy útil si luego habla con médicos o especialistas sobre sus preocupaciones. El maestro también podría estar dispuesto a probar estrategias informales para ayudar a su hijo en el salón de clases.
  • Considere una evaluación educacional. Usted y el maestro de su hijo pueden solicitar que la escuela evalúe a su hijo para saber si tiene dificultades de aprendizaje y de atención. Si la escuela está de acuerdo con realizar la evaluación, usted no tendrá que pagar por ella. Dependiendo de los resultados, su hijo podría ser elegible para recibir servicios y apoyos educativos. La escuela se comprometerá por escrito a ofrecer esa ayuda a través de un plan 504 o un IEP, por sus siglas en inglés.
  • Hable con el médico de su hijo. Es una buena manera para comenzar a averiguar qué es lo que hay detrás de las dificultades de su hijo. El médico podría descartar causas médicas como un problema de audición. Su hijo podría ser remitido a un especialista para una evaluación más completa.
  • Consulte con especialistas. La persona que puede evaluar el problema de su hijo con el lenguaje es un  (también llamado terapeuta del habla). Si consulta a un especialista fuera de la escuela, usted tendrá que pagar por sus servicios. Sin embargo, tiene la posibilidad de obtener una evaluación gratuita o a bajo costo en una universidad local que capacite patólogos. Si su hijo tiene menos de 3 años de edad, también puede contactar al sistema de intervención temprana de su estado y solicitar una evaluación gratuita. No necesita ser referido.

Qué puede hacer ahora

No necesita un diagnóstico para comenzar a ayudar a su hijo y encontrar recursos de apoyo. Esto es lo que puede comenzar a hacer:

  • Aprenda lo más que pueda. Entender las dificultades de su hijo con el lenguaje hablado puede ser útil para encontrar la mejor manera de ayudarlo en la escuela y en la casa. También puede que le ayude a usted a ser más paciente y apoyar más a su hijo cuando tenga problemas para comunicarse.
  • Observe y tome notas. Al observar a su hijo puede reconocer patrones en su conducta y problemas con el lenguaje. Una vez que conozca el desencadenante será más fácil encontrar las estrategias adecuadas.
  • Véa a través de los ojos de su hijo. A menos que usted también tenga dificultades con el lenguaje hablado, es difícil imaginar lo que su hijo está experimentando. Tómese un momento para experimentar cómo se ve y se siente desde el punto de vista de su hijo. Compártalo con los otros miembros de su familia.
  • Hable y escuche. Hable con su hijo incluso si para él es difícil entablar conversaciones. El tema no es importante. Describa lo que ve a través de la ventana de su carro o de su casa o cuéntele algo que pasó en su trabajo. Dé a su hijo muchas oportunidades para responder y preste atención a lo que diga.
  • Formen un equipo en casa. Trate de incluir a su hijo en las tareas diarias de la casa y dele instrucciones. Por ejemplo, si va a hornear galletas, háganlo juntos. Dígale cuáles son los ingredientes necesarios y converse acerca de lo que él tiene que hacer paso a paso. Luego, pídale que le enseñe a otro miembro de la familia lo que aprendió.
  • Pruebe diferentes estrategias. Hay cosas que puede hacer en la casa para ayudar a su hijo a desarrollar habilidades de lenguaje. También podría visitar elEntrenamiento para padres. Obtenga sugerencias para ayudar a su hijo en áreas como la baja autoestima y problemas de ansiedad.
  • Conéctese con otras familias. Una fuente de ayuda son otras familias que saben por lo que está pasando y pueden compartir consejos e información valiosa. Understood.org puede ayudarle a encontrar familias con hijos que tienen dificultades con el lenguaje hablado.
  • La dificultad que causa los problemas con el lenguaje hablado no se desvanecen con el tiempo. Pero usted puede ayudar a su hijo a mejorar sus habilidades con el lenguaje y trabajar en sus habilidades sociales. El solo hecho de saber que usted lo entiende y lo apoya puede ser un gran estímulo para su autoestima.

Puntos clave

  • Hay tratamientos eficaces para los trastornos del habla y el lenguaje.
  • Hay recursos disponibles para obtener terapias gratuitas o de bajo costo para su hijo.
  • Usted puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades de comunicación.
  • Acerca del autor

    El equipo de Understood Graphic

    El equipo de Understood lo integran escritores, editores y moderadores de la comunidad, muchos tienen hijos con dificultades de aprendizaje y atención.

    Revisado por

    Retrato de Kelli Johnson

    Kelli Johnson, M.A., es una patóloga educativa del habla y el lenguaje que trabaja con estudiantes desde la infancia hasta el grado 12.